viernes, diciembre 11, 2020

La noción del cero

Sentí mucho la muerte de Fulgen Valares (1972-2018). Participar mañana en un acto en su homenaje es una estupenda y creativa manera de recordar quién fue y lo que hizo. Esencialmente, lo de mañana sábado a las doce será la presentación de su obra póstuma La noción del cero, publicada por el Ayuntamiento de Montijo este año como ganadora del Certamen de Relatos Cortos «Rafael González Castell» en su vigésima primera edición. Tras el fallo del jurado, se difundió una nota que calificaba el texto de Fulgen como una «historia hábilmente narrada de un pobre hombre, un don nadie, un cero a la izquierda, cuya moral irá degradándose hasta límites insospechables para él mismo», como una «novela bien construida, con personajes muy verosímiles y situaciones de plena actualidad». Todo cierto; pero me quedo con lo de que está hábilmente narrada y bien construida, que es lo que importa y lo que considero que importaba a su autor cuando la escribió. Cómo combinó el relato en tercera persona con diálogos bien trazados sin necesidad de apoyos de contexto; cómo tuvo que meter en menos de cien páginas caracteres de novela y un final de relato corto. En fin, cuestiones de género que hacen grande a este oficio. Al de la lectura me refiero.

1 comentario:

recomenzar dijo...

te leo gracias por compartir algo que no sabia ni conoía