domingo, mayo 18, 2008

Siluetas

Algunos domingos como solo. Sin renunciar a darme gusto con un buen plato y con la lectura sosegada del periódico, disfruto, sobre todo, escuchando un programa de radio titulado Siluetas que se emite en la radio pública, en Radio Nacional de España, Radio 1, de tres a cuatro de la tarde. Lo dirige Manuel Ventero y consiste en una conversación con un personaje escritor, actor, político, científico, alguien notable. Da igual la altura del invitado, su excelencia, que siempre, al final del programa, resulta acrecentada su estatura, y siempre, siempre, la hora resulta escasa. Hoy ha sido Imanol Arias.
La conversación cálida, el decir con tranquilidad y con sentido; la formidable capacidad que la radio tiene para cautivarte sólo con la voz. La voz y la vida. Y la vida es lo que tiene, y es que a uno de los programas más apacibles de la radio sucede la estridencia de un grito que no parece humano; la violenta confirmación de que lo culto es corto, efímero y anecdótico, una de esas limosnas que acalla a las conciencias: Tablero Deportivo, los domingos, de cuatro de la tarde a diez de la noche.

2 comentarios:

Ernesto dijo...

"la violenta confirmación de que lo culto es corto, efímero y anecdótico", puede ser cierto, pero de ahí a considerar al fútbol, "una de esas limosnas que acallan las conciencias" me parece pasarse un poco.
Comprendo que no te guste el fútbol, pero no se puede tener todo en la vida

Miguel A. Lama dijo...

Hay, Ernesto, un error de interpretación. No es el fútbol limosna que acalla conciencia alguna, sino lo culto, que es corto, efímero, anecdótico, y una limosna que algunos dan para acallar la conciencia. Me refería, pues, a lo culto o a la cultura, y no al fútbol. Quizá en la puntuación del párrafo pueda haber alguna luz.
Un saludo.