sábado, junio 03, 2006

Cierre cautelar

Digo yo que cerrar una librería como medida cautelar debido al peso a que se somete la estructura del edificio no tiene mucho sentido. La cautela habría de expresarse no con el cierre sino con la apertura a todas horas del establecimiento, de tal modo que se multiplicasen las ventas y el consiguiente desalojo de los estantes. ¡Ah, la lógica de las resoluciones!
Contra el cierre en Cáceres de la librería de viejo Boxoyo, un grupo de ciudadanos, amigos y clientes, vamos a escribir una protesta que pasaremos a la firma en breve.

1 comentario:

Agustín Romero Barroso dijo...

¡Pa lo que hay que leer! No está tan mal el cierre de una librería en Cáceres. Hay otras. Lo malo es el cierre donde sólo hay una...
VER:
http://poetaenllerena.bitacoras.com/