martes, marzo 17, 2009

Una nótula de Guillermo Carnero a propósito de la amistad entre Jorge Guillén y Gerardo Diego con Cienfuegos al fondo

No han elegido mejor año la Fundación Gerardo Diego y Guillermo Carnero para publicar este pliego de ocho, tercera entrega de la singular colección “Pliegos La sorpresa” que viene editando la fundación desde 2006. Lo digo porque este junio se cumple el segundo centenario de la muerte en el sur de Francia del poeta Nicasio Álvarez de Cienfuegos (1764-1809), a quien dedicó Jorge Guillén su trabajo de investigación para la oposición a cátedra de Lengua y Literatura Españolas en la Universidad de Murcia en 1925, y que el poeta vallisoletano envió a Gerardo Diego a petición de éste. Entre los papeles recientemente catalogados del santanderino en la Biblioteca Gerardo Diego ha aparecido el ejemplar que le llegó en octubre de 1927 procedente de Valladolid, y sobre cuyo envío dudó Carnero al editar Cienfuegos y otros inéditos (1925-1939), Valladolid, Fundación Jorge Guillén, 2005. Con dignidad gustosa y como una prueba más del rigor que pone Guillermo Carnero en sus estudios literarios, va la nótula.
A Pureza Canelo, que cuida con tesón estas publicaciones, debo el envío de este regalo que agradezco.


Portada del ejemplar de la Memoria de Jorge Guillén conservada en la Biblioteca de Gerardo Diego (FGD Santander) que se reproduce en lámina encartada en el pliego.

2 comentarios:

Á.V. dijo...

Ha tenido a bien mandarme el documento Pureza Canelo y he leído la "nótula" de don Guillermo. Es interesante, sin duda, pero, con todo, hay que ver dónde puede llegar -y llega- la erudición universitaria, amigo. Bueno, y la otra. ¡Uf!
Otra vez bien por esa exquisita Fundación, que conste.

Miguel A. Lama dijo...

Luego cabalgamos, querido Álvaro. No llegaremos ya a ningún sitio. Lástima. La "erudición universitaria" no es productiva.