sábado, enero 17, 2009

Unas letras de Sabina

Cuando mi madre está en casa, me gusta ponerle un disco que le gusta. Es En buena compañía (2007), de María Dolores Pradera, que es toda una señora cantante para quitarse el cráneo y cuyo nombre provoca que se ponga en pie más de un músico del espectro heavy. Se titula así porque canta con otros canciones de otros: María del Mar Bonet, Carlos Cano, Alberto Cortez, Amancio Prada, Caetano Veloso, Cachao... y muchos más. Entre ellos está Joaquín Sabina, con quien interpreta “Jugar por jugar”, una canción de Yo, mi, me, contigo, un disco de Sabina de 1996.
Últimamente, la he escuchado más veces por el dúo Pradera-Sabina que en la versión original del disco del de Úbeda; pero ahora he podido comprobar las variantes entre la canción original y esta versión con la Pradera. Además de los cambios en el orden de algunas estrofas, lo más relevante es que el verso “hay que correr más que la policía” se ha convertido ahora en “hay que engañar a la melancolía”; y aquellos que decían “¿Por qué no doctorarse en cremalleras / como hace la hormiguita por tu espalda / e hilvanar con jirones de banderas / braguitas rojigualdas?”, en la versión del disco de la Pradera dicen “Y luego doctorarse en cremalleras / como hace la hormiguita por tu espalda, / que se quede a vivir la Primavera / debajo de tu falda”.
Hay que tener habilidad para, sin dejar de ser Sabina, ser políticamente correcto. Un contrasentido, quizá. Un arreglo consentido, seguro.

7 comentarios:

Quidam pauper dijo...

Muy bien pescado el matiz diferencial. Y como estamos más bien hartos de lo "políticamente correcto" ahí te mando un ovillejo, por si te parece suficientemente incorrecto:

¿Qué nos parece un tesoro?
El coro.

¿Qué nos procura un apaño?
El caño.

¿Qué perseguimos bisoño?
El coño.

De casto estás hasta el moño,
si del coro vas al caño
tendrás pronto y junto hogaño
el coro, el caño y el coño.

Y buenas noches, Miguel Angel.

Puntos de vista y ... nada más dijo...

Quizá correr más que la policía sea una forma de engañar a la melancolía y, normalmente, bajo las faldas se esconde la prenda que cantaba Sabina. Mi duda es si el arreglo es "consentido" o "con sentido", en dos palabras.

Miguel A. Lama dijo...

Yo lo escribo, Javier, con una palabra; porque es el propio Sabina el que consiente. Es su voz la que canta esa cuarteta con la Pradera. También vale en dos palabras, pues sentido tiene.

Los viajes que no hice dijo...

Qué manera de jugar por jugar con las palabras, vosotros dos...

Los viajes que no hice dijo...

(¿Ves por qué me gustan los mensajes en los que sale tu madre?)

José Manuel Díez dijo...

Pienso que Sabina es un contrasentido todo él. Por eso, tal vez, nos atrae como un imán y nos hace repelerlo con igual fuerza según el momento... Un tipo sin voz que canta como nadie... Un músico mediocre que hace canciones insuperables... Mientras más lo escucho más me gusta y menos lo comprendo. Las primeras canciones contaban historias, las últimas se limitan a relatar listas de objetos, seres y estares... En sus dos facetas me gustaría componer como él... y en sus dos facetas me gustaría cantar una canción con él...
(Tengo que conseguir el disco de la señora Pradera, porque lo desconocía).
Son las cuatro menos diez de la madrugada y no pienso irme a dormir sin escuchar el "Yo, mi, me contigo" una vez más...
Gracias M.A.

PPK dijo...

Creo que se os escapa un intertexto de Silvio Rodríguez. ¿o no? Un saludo churretín.