domingo, enero 11, 2015

El rostro de las letras


Hoy ha concluido en Madrid la exposición El rostro de las letras. Escritores y fotógrafos en España, desde el Romanticismo hasta la Generación de 1914, que desde el 25 de septiembre ha estado montada en la sala de Alcalá, 31 de la Comunidad de Madrid, con más de doscientas fotografías, libros y documentos en torno al retrato fotográfico español en el campo de la literatura. Fuimos a verla en los primeros días de este año y, aunque yo ya conocía gracias a mi compañero José Luis Bernal el espléndido catálogo editado, la visita resultó deslumbrante y a la vez familiar. Porque muchas fotografías eran conocidas, con las que uno ha acompañado sus lecturas desde la escuela; pero otras muchas desconocidas y raras. (Alguna tan rara como el último retrato de un irreconocible Gómez de la Serna días antes de su muerte y tan especial quizá como para no haber sido expuesta; al menos, nosotros, que la buscamos, no la vimos). La exposición es un paseo ilustrado por lo más representativo de la historia literaria española desde la época de Larra hasta los años centrales de la dictadura de Franco y los testimonios gráficos de ese momento referidos a autores como Pío Baroja u Ortega. De 1945 es una fotografía que ahora veo —sonriéndome— en el catálogo en la que están el editor José Manuel Lara y Pío Baroja, que habían tenido algunos problemas anteriormente, y que, según dice el pie, el editor «decidió acabar con la disputa entregando al escritor un fajo de billetes de mil pesetas, ante la presencia notarial de un fotógrafo». El responsable de todo esto es el fotógrafo, historiador y académico de la de las Bellas Artes de San Fernando Publio López Mondéjar, para quien la fotografía también es una manifestación de la memoria, como resulta evidente en esta exposición de la que ha sido comisario y de este catálogo del que se ha responsabilizado como editor y que ha estructurado en doce capítulos, que parten de «El rostro de las letras», el primero, que contiene un buen resumen del origen de una nueva representación de la realidad en el daguerrotipo del XIX, y que recorren desde los «Románticos y liberales» hasta «Entre dos dictaduras»; pero que son principalmente un reconocimiento a todos los fotógrafos, retratistas y reporteros, y a los medios en que publicaron sus trabajos, que propiciaron esta imagen que hoy tenemos de nuestra historia.

2 comentarios:

KODAK dijo...

¿Es esta la caja de cartón más importante de la historia?

María Josefa Cordero G dijo...

¡Buenas tardes, profesor! En relación con este post, todavía se puede visitar la exposición Retratos y literatura de la Biblioteca Nacional.
Recomiendo visitarla con tiempo para detenerse no solo en los retratos de los premios Cervantes, también para leer con tranquilidad cartas manuscritas y documentos personales de los mismos.
Y con este mismo tema de retratos de escritores, corrígeme si me equivoco, existe un relato, autoría de M.A.Lama, si no recuerdo mal.
Saludos,
María José