miércoles, noviembre 06, 2013

España, camisa blanca de mi esperanza


Ayer hablé un poco en clase de la peripecia de esta canción de Víctor Manuel. En algún momento creí que «España, camisa blanca de mi esperanza» era un poema de Blas de Otero. Que le había puesto la música Víctor Manuel y lo había cantado Ana Belén. ¿De Blas de Otero o de Rafael Alberti? A juzgar por las veces que aparece citado, la atribución más difundida es la de ese inmenso poeta al que han hecho la justicia de la publicación de su Obra completa en edición de su viuda, Sabina de la Cruz, y de Mario Hernández, publicada por Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores, y cuidada por el llorado Nicanor Vélez, y por Jordi Doce, con la colaboración de Juan Pablo Roa Delgado. Sin embargo, si uno busca el poema en esa espléndida edición, no lo encuentra. ¿Será, entonces, de Rafael Alberti, como algunos han dicho? Pues no; ni de uno ni de otro. «España, camisa blanca de mi esperanza» es de Víctor Manuel San José Sánchez, el compositor, cantautor y productor asturiano, como ya avisó uno de los comentaristas en el sitio anterior en un apunte de marzo de 2008. Eso sí, hay otros que son pertinaces. «Este poema es de Blas de Otero, no de Víctor Manuel, que sólo le puso la preciosa música y Ana Belén su grandiosa voz». Y así aparece también, atribuido a Otero, en la página Isla Negra. Y aquí, adjudicado a Rafael Alberti. Ante la duda, dejé un mensaje en la página de Víctor Manuel y pocos minutos después tenía la siguiente respuesta: «[…] efectivamente la canción es mía. Solo tomé de un poema de Blas 'camisa blanca de mi esperanza'. El equívoco ha sido tal que un día me llamó Sabina de la Cruz, su viuda, cuando estaban preparando esta edición de las obras completas, para preguntarme dónde había encontrado ese poema de Blas... Supongo que todo viene de la primera vez que Ana la cantó en TVE, año 82 debía ser, en un programa de Fernando García Tola. Debajo del título ponía Blas de Otero. Yo lo único que había hecho, en la primera edición de la canción era escribir «A Blas de Otero» como una dedicatoria. Por una parte me halaga que se la atribuyan a él, es el poeta que mas he leído. Es grande […]» Que conste.

No hay comentarios: