martes, junio 19, 2012

De necrológica


La frase me la dijo al teléfono un peleño ilustre, ilustrado —con la luz en las palabras—, buena persona, extraordinario ciudadano:

—La muerte no para, como es natural.

—Luis Arroyo Masa— 

3 comentarios:

Carlos Medrano dijo...

Un día le escribí en una dedicatoria "A Luis Arroyo Mozart". Suscribo plenamente lo de excelente ciudadano, y lo que pudiera añadir sobre su condición de amigo, su sensible inquietud y su costumbre de íntegridad en la vida, también lo digo. ¡Por Dios, lo acabo de convertir en una estatua!

Nada, que puedan caer con él y contigo cuando queráis unas cervezas.

Á.V. dijo...

Me sumo encantado a este íntimo y espontáneo homenaje a Luis Arroyo, a quien tanto debemos.

Luis Arroyo Masa dijo...

Me abrumáis. ¡Cuánta coña! Y yo, con estos pelos.