jueves, diciembre 09, 2010

'Fuente Ovejuna' en Nueva York

Estoy entusiasmado con la noticia de este montaje de Fuente Ovejuna trufado con la tragedia de Ciudad Juárez que se está representando en el Thalia Spanish Theatre de Nueva York. Uno de sus promotores es mi antiguo alumno Sergio Adillo, uno de esos alumnos brillantes que uno tiene ya para siempre en el aula, y que, con Lucía Rodríguez Miranda como directora —y como Laurencia desde hace tiempo— y Ángel Gil Orríos como productor, se ha embarcado en este proyecto para el que piden apoyos. Sergio es el autor de la versión de la obra de Lope, y dice que "el ímpetu de Frondoso, la cobardía de Esteban y la indignación de Laurencia son atemporales" y que por eso han querido ubicar esta Fuente Ovejuna en el marco histórico más cercano, en donde están nuestros tiranos contemporáneos, y en donde Ciudad Juárez es un ejemplo potente, sangriento, incomprensible.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Conocí brevemente a Sergio Adillo cuando era estudiante de Filología y me pareció alguien brillante; me alegra saber de él y comprobar que sigue con ilusiones y no se ha acomodado a la mediocridad de ponerse a estudiar unas oposiciones.

Sergio dijo...

Miguel Ángel, gracias por tu apoyo y por tu interés en el proyecto desde la primera vez que te hablé de él. Ojalá puedas ver el espectáculo si tenemos la suerte de llevarlo a España.
Un abrazo enorme

Anónimo dijo...

Tampoco creo que estudiar unas oposiciones sea una mediocridad y conseguir plaza mucho menos. Lo importante es que cada uno sea feliz "a su manera"

Miguel A. Lama dijo...

Tampoco hay que pasarse, Anónimo. Ojalá los alumnos brillantes se sumasen a la brillantez de preparar y ganar unas oposiciones y que nuestros institutos se llenasen de excelencia.

Para ti, Sergio, un abrazo fuerte.

Flor dijo...

Sergio es (además de brillante), valiente, carismático, divertido, inteligente y buen amigo. Por el trabajo, la dedicación y la ilusión que le pone a su oficio se merece muchos éxitos y uno de ellos sería, sin duda, poder traer la obra por estas tierras.
¡Ojalá se cumpla!

Y estoy con Miguel Ángel:demasiado trabajo cuesta sacarse unas oposiciones y dedicarse a la enseñanza como para tacharla de "mediocre"

Anónimo dijo...

Desde luego, ojalá que hubiera excelencia en los institutos, pero no me parece que el actual sistema de oposiciones lo favorezca precisamente. Y lo de que muchas personas brillantes se han echado a perder por someterse a ese mal trago (o les ha costado recuperarse) me parece innegable, aunque por supuesto no voy a citar casos.

Pilar Montero Curiel dijo...

¡Felicidades, Sergio!

Miguel A. Lama dijo...

Saludos, Pilar. Escribe de vez en cuando. Besos.

Carmen dijo...

No conozco el texto; tampoco al autor; tal es mi ignorancia, pero todo cuanto sea denunciar el horror de Ciudad Juarez bien merece un blog entero. Hoy desde México me han llegado noticias tristes; compartiré con los mensajeros de las feas novedades este espacio. Felicidades, Miguel Ángel, por estar siempre aquí y "allí"

Franco dijo...

Sergio Adillo, mi gracias por tu presencia en este NY Latino, gracias nuevamente, nos caiste como "Adillo al dedo", hiciste una excelente performance en Fuenteovejuna, "Ser... o no Ser...gio, ese no es ningún dilema" (para ti).
Gracias por permitirnos contar contigo.