viernes, marzo 21, 2008

A la mierda la Filología

Pues, mira, en esto sí que vamos a batir un récord. No hace mucho más de treinta años que unos cuantos se empeñaron en fundar la Universidad de Extremadura e instaurar en ella estudios filológicos. Desde los años setenta hasta ahora, la Facultad de Cáceres ha tenido profesores de gran prestigio y alumnos que hoy, ya profesionales, representan un referente importante en sus diferentes ámbitos, el literario, el de la gestión política, el de la educación, principalmente.
Pues bien, después de tan poco tiempo, y en razón de rendimiento económico, no de salud social, no de beneficio cultural, no de conciencia histórica, la Filología Hispánica, entre otras titulaciones, desaparecerá. Por si alguien ha tenido alguna duda, estoy hablando de la Universidad pública, no de la privada, que aquí todavía no está.
Así que, a la mierda la Filología Hispánica. La decisión la toman nuestros representantes políticos y sociales porque no les hemos dado más opción. No somos válidos. No hemos sabido hacerlo.
Una fábula cuenta que a Extremadura llegó un tecnócrata de Madrid, de Ministerios, y que, con actitud prepotente vino a decir que qué nos creíamos con eso de fundar una Facultad de Filosofía y Letras; algo así como que aquí no había abono suficiente, y que, al final, tendríamos que ir a buscar profesores de lengua y de literatura fuera de Extremadura. No se equivocó el pobre infeliz de la fábula. Y tampoco ha pasado tanto tiempo, unos treinta años.

8 comentarios:

Gonzalo dijo...

El "rendimiento" medido en "números" "objetivos". Hay que ser imbécil para medir así. Esto sí que es esforzarse por condenarse a uno mismo, pura voluntad de periferia...

Lo siento.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Qué pena lo que está pasando, amigo Miguel Ángel, qué pena lo que está pasando. Y a nadie parece importarle.
Nos han metido el libre mercado en la Universidad pública.
Qué futuro. Deberemos refugiarnos en lugares secretos: Logias Filológicas.

Anónimo dijo...

Soy una apasionada de la lengua y la literatura española gracias al trabajo de profesores de la Facultad de Filología de Cáceres. Nunca olvidaré el disfrute escuchando al profesor Rebollo hablar sobre el artículo, o a vd. desentrañando obras de Cadalso o Goytisolo. Se va a la mierda la filología y, con ella, la posibilidad de que otros aprendan en Cáceres la ternura y la sutileza de la palabra.
Un saludo solidario,
Gema.

UnaExcusa dijo...

A nadie le importa. De hecho, muchos lo ven normal, y no me refiero a los políticos. Pasará con todas las ciencias del saber, supongo: la filología, la filosofía (¿se sigue estudiando en la Universidad?), la historia, las humanidades.

No es que importe: más bien acojona.

RAIKO dijo...

En fin profesor Lama, no sé si decir que esto es una pena o una vergüenza, pero si vamos hacia la Universidad que quieren perfilar desde los despachos, como dicen en mi pueblo, estamos apañaos...
Se pueden hacer muchas cosas con las titulaciones de Filosofía y Letras antes que erradicarlas, creo yo, porque esto no va a ser un problema sólo para las filologías o sólo para la nuestra.
Otros vendrán que buenos nos harán y ya nos acordaremos cuando haya que irse a Salamanca o Madrid para estudiar hispánicas... o al extranjero, vaya usted a saber. Saludos.

agustinromerobarroso@gmail.com dijo...

Es una pena, Lama. Si hace falta y su sentido es necesario, recoged firmas, haced un manifiesto entre todos los que hemos estudiado por ahí. Ahora es más necesaria que nunca.
NO sabía nada y me encantarían referencias de información sobre el triste asunto...

Miguel A. Lama dijo...

Gracias, Gema, Raiko, Pedro, Gonzalo, Olga. Y Agustín, sí, habrá que hacer algo. Al parecer —y la información apareció en la prensa regional, en el HOY, en un texto que firmó Pablo Calvo, buen periodista— se procederá a una reestructuración de los estudios. Un eufemismo. Volveremos a enseñanzas comunes y luego se harán "masters". Por el momento, habrá licenciados en Filología, pero no sé hasta cuándo. La cosa va a peor. Malos tiempos. Un saludo resistente.

juanfran.pilarejo.11 dijo...

Pues a mi me parece muy bien que desaparezca esta carrera junto a todas las filologías. Son carreras que no vale absolutamente para nada. Bueno lo siento sí, para lostípicos estudiantes que no son capaces de aprobar unas matemáticas, física , biología... La única carrera de lenguas que realmente vale es Traducción e interpretación.