lunes, noviembre 12, 2007

Una navaja sin filo

Acabo de escuchar leer poemas a Basilio Sánchez en mi Facultad. Escribo a los cinco minutos de la conclusión del acto. Ha sido en el III Encuentro de Literaturas Románicas que organiza el Área de Filología Italiana. Esta mañana ha intervenido Jordi Virallonga, mañana José Ramón Trujillo, el jueves José Muñoz y el próximo lunes Emilio García Wiedeman.
Basilio ha citado la consabida definición de Celaya de la poesía como arma cargada de futuro, y, sin querer contradecir, con todo respeto, ha hablado de que se la imagina, a esa arma, a la poesía, como una navaja sin filo metida en el bolsillo de alquien que camina por una calle cualquiera, por ejemplo. Un placer.

3 comentarios:

Angel dijo...

La poesía, meu caro, es a lo sumo un arma cargada de bromuro.

UnaExcusa dijo...

Yo a Basilio Sánchez creo que le podría escuchar leer hasta el DOE. Le entrevisté una vez (cuando aún yo no le había leído, ni sabía quién era ni ná). Luego vi una foto (qué guapo: lo sé, no es mérito suyo, pero es muy guapo). Y me enamoré de su voz.
La navaja sin filo, en el bolsillo, a mí me recuerda a una canción que es también un poema: "Por la esquina del viejo barrio le vi pasar / con el tumbao que tienen los flacos al caminar".

Miguel A. Lama dijo...

Recuerdo, Ángel, la broma, hace muchos años, en Zafra, con Luciano, con mi hermano, Álvaro, y también Basilio. ¿Era de Aníbal Núñez?