miércoles, diciembre 04, 2013

Fernando Argenta


Volvía en el coche a casa cuando he escuchado a Carlos Galilea (Cuando los elefantes sueñan con la música) en Radio 3 abrir el programa con una dedicatoria a Fernando Argenta. Temí lo peor. He llegado tarde a la noticia, que estaba en El País, que aún no había abierto, en la necrología de Jesús Ruiz Mantilla; y que ayer difundieron algunos medios como RNE. Ya en casa, sí, he escuchado con emoción el recuerdo especial en el programa del Ciudadano García (Esto me suena), precisamente el espacio que sustituyó —al principio, con toda mi antipatía— al inolvidable Clásicos populares. En julio de 2008, miércoles como hoy, puse un pañuelo blanco por Clásicos populares, y aquí conté mi experiencia de escuchante. Hoy, el pañuelo es más oscuro. Por Fernando.

2 comentarios:

Alfredo J. Ramos dijo...

Una gran pérdida, hizo a favor de la difusión de la música clásica una labor incomparable. Frente al Auditorio de Madrid, aún está (creo: al menos hace dos días aún estaba) la exposición dedicada a su padre, Ataúlfo Argenta, en el centenario de su nacimiento. Ahora también se convierte en un homenaje a él. Descanse en paz.

Anónimo dijo...

Grande,